Milonga Lunfarda.

 

En este hermoso país que es mi tierra, la Argentina,
la mujer es una mina y el fueye es un bandoneón.
El vigilante, un botón, la policía, la cana,
el que roba es el que afana, el chorro un vulgar ladrón,
al zonzo llaman chabón y al vivo le baten rana.

La guita o el vento es el dinero que circula;
el cuento es meter la mula, y al vesre por al revés.
Si pelechaste, tenés, y en la rama si estás seco.
Si andás bien, andás derecho; tirao, el que nada tiene,
chapar es, si te conviene, agarrar lo que está hecho
El cotorro es el lugar donde se hace el amor.
El pashá es un gran señor que sus mangos acumula.
La vecina es la fulana, el tordo es algún doctor,
el estaño un mostrador donde un curda se emborracha,
y si es que hacés pata ancha te la das de sobrador.

El que trabaja, labura; quien no hace nada es un fiaca,
la pinta es la que destaca los rasgos de tu apostura.
Mala racha es mishiadura, que hace la vida fulera.
La cama es una catrera y apoliyar es dormirse.
Rajar o piantarse es irse, y esto lo manya cualquiera.

Y que te van a contar, ya está todo relojeado.
Aquello visto, es junado, lo sabe toda la tierra.
Si hasta la Real Academia, que de parla sabe mucho,
le va a pedir a Pichuco y a Grela, con su guitarra,
que a esta milonga lunfarda me la musiquen de grupo.

Annunci
Pubblicato in Tango | 2 commenti

El bulín de la calle Ayacucho.

El bulín de la calle Ayacucho,
Que en mis tiempos de rana alquilaba,
El bulín que la barra buscaba
Pa caer por la noche a timbear,
El bulín donde tantos muchachos,
En su racha de vida fulera,
Encontraron marroco y catrera
Rechiflado, parece llorar.

El primus no me fallaba
Con su carga de aguardiente
Y habiendo agua caliente
El mate era allí señor.
No faltaba la guitarra
Bien encordada y lustrosa
Ni el bacán de voz gangosa
Con berretín de cantor.

El bulín de la calle Ayacucho
Ha quedado mistongo y fulero:
Ya no se oye el cantor milonguero,
Engrupido, su musa entonar.
Y en el primus no bulle la pava
Que a la barra contenta reunía
Y el bacán de la rante alegría
Está seco de tanto llorar.

Cada cosa era un recuerdo
Que la vida me amargaba:
Por eso me la pasaba
Fulero, rante y tristón.

Los muchachos se cortaron
Al verme tan afligido
Y yo me quedé en el nido
Empollando mi aflicción.

Cotorrito mistongo, tirado
En el fondo de aquel conventillo,
Sin alfombras, sin lujo y sin brillo,
¡cuántos días felices pasé,
Al calor del querer de una piba
Que fue mía, mimosa y sincera …
¡Y una noche de invierno, fulera,
Hasta el cielo de un vuelo se fue!

 

 

Pubblicato in Tango | Lascia un commento

Todo es amor.

 

¿Dónde está el por qué de mis ansias y mi fe?
¿Dónde la razón de mi intensa desazón?
Dónde, sino en tus sueños que me alientan tanto,
sino en tus labios que al brindar su encanto
me dan las fuerzas de luchar por ti.

¿Quién le dio a mi voz el acento de tu voz?
¿Quién llenó de luz largas horas de ansiedad?
Alguien que desde el cielo señaló el camino
para poder unir nuestros destinos
y así lograr nuestra felicidad.

Todo es amor,
la brisa y tú
jugando en el rumor,
y el ruiseñor
cantando en una flor
buscando amor, amor…

Todo es amor,
la rosa y yo
trepando en tu balcón,
después los dos
temblando de emoción
buscando amor, amor…

Pubblicato in Tango | Lascia un commento

Este Es Tu Tango.

Letra : Reinaldo Yiso  (Reinaldo Ghiso)  Música : Enrique Mora  (Enrique Fausto Mora)

Desde hace un rato largo
Muchacho, te estoy viendo,
Pensativo, sentado y sin bailar,
Que sólo están tus ojos
Detrás de esa morocha,
Que tanto te preocupa
Y a todos hace hablar.

Ahora es el momento
No ves que está esperando,
No ves cómo te mira
Por qué no te animás,
Ahora es el momento
Que está diciendo el tango,
Rodeala con tus brazos
Invitala a bailar.

Este tango es tu tango
Y es seguro,
Que es tan lindo y tan puro
Como el sol de mi Callao.
Es tu tango...
Y al conjuro de sus sones,
Se unirán los corazones
Y el amor florecerá.
Este tango...
Para ti será imborrable,
Para ella inolvidable,
Será tu felicidad.
Pubblicato in Tango | Lascia un commento

LLUVIA DE ABRIL.

Cattura.PNG

Pubblicato in Tango | Lascia un commento

Tiempos viejos.

¿Te acordás, hermano? ¡Qué tiempos aquéllos!
Eran otros hombres más hombres los nuestros.
No se conocían cocó ni morfina,
los muchachos de antes no usaban gomina.
¿Te acordás, hermano? ¡Qué tiempos aquéllos!
¡Veinticinco abriles que no volverán!
Veinticinco abriles, volver a tenerlos,
si cuando me acuerdo me pongo a llorar.

¿Dónde están los muchachos de entonces?
Barra antigua de ayer ¿dónde está?
Yo y vos solos quedamos, hermano,
yo y vos solos para recordar…
¿Dónde están las mujeres aquéllas,
minas fieles, de gran corazón,
que en los bailes de Laura peleaban
cada cual defendiendo su amor?

¿Te acordás, hermano, la rubia Mireya,
que quité en lo de Hansen al loco Cepeda?
Casi me suicido una noche por ella
y hoy es una pobre mendiga harapienta.
¿Te acordás, hermano, lo linda que era?
Se formaba rueda pa’ verla bailar…
Cuando por la calle la veo tan vieja
doy vuelta la cara y me pongo a llorar.

Pubblicato in Tango | Lascia un commento

Andres Falgas.

Andrés Falgás (Caballito) Buenos Aires 15/1/1916 – 15/5/1995 fue destacado cantor y compositor de tango argentino de larga trayectoria.

El gran intérprete del tango, Andrés Falgás, tuvo a lo largo de su carrera 130 registros discográficos y una excelente recepción que una y otra vez recibió en cada país que se presentó. Hijo de padre catalán, Andrés Falgas, y madre italiana, Antonia Gaeta, nació en el barrio de Caballito, en Pedro Goyena 65, donde desarrolló sus estudios primarios y secundarios. Luego tuvo varios empleos para ayudar a su familia pero lo suyo era el canto que por fin tiene su premio en 1933, en un concurso emitido por LR4 Radio Splendid y, auspiciado por el polvo limpiador Puloil. Se presentan un par de miles de participantes y en las instancias decisivas, los finalistas eran acompañados por el Trío Puloil, compuesto por Miguel CalóLuis Brighenti y Raúl Kaplún. Ganó Hugo Gutiérrez, también violinista, justamente en la orquesta de Caló, y compositor; Falgás quedó en segundo lugar. En su itinerario radial fue acompañado, entre otros, por conjuntos de ocasión dirigidos por Federico ScorticatiEnrique Rodríguez, dúos o tríos de guitarras. Y el 5 de mayo de 1936 debuta en el disco para el sello Odeón con el tango de Jorge Argentino Fernández y José María ContursiPena de amor y el vals Cofrecito.

En 1938 comienza su relación con Juan Canaro haciendo actuaciones en diversos locales y radios y cinco nuevas grabaciones. A continuación la orquesta de Rodolfo Biagi reemplazando a Teófilo Ibáñez y once registros más entre julio de 1939 y abril de 1940. Entonces Juan Canaro lo requiere para una larga gira por América. Pasan por ChilePerúEcuadorColombia, casi toda Centroamérica y llegan a México. Luego de varios meses, Canaro avisa que pega la vuelta pues extrañaba a su familia. Gabriel Clausi, bandoneón del conjunto, se hace cargo de apuro de una nueva formación para cumplir con los contratos firmados, se crea así Los Reyes del Tango. En 1939 compone junto a Mario Landi el tango Cielo, la cual con la orquesta típica Ricardo Biagi.

Según la revista La Canción Moderna, Andrés Falgás podía contarse entre las artistas preferidas de esa publicación, junto a CharloTita MerelloAzucena MaizaniTita GalatroAmanda Ledesma y Ricardo Ruiz. En México filmó una película junto a la actriz mexicana María Elena Marqués, titulada Dos Corazones y un tango en 1942​ donde interpreta los tangos Dos Corazones y Andate, también grabó en la Victor. Con pocas actuaciones llegó a ser bautizado en México como la “Voz Sentimental de Buenos Aires”. En Buenos Aires en 1951 fue acompañado por Tití Rossi, por la orquesta del cantor y violinista Raúl Garcés y actuaciones, sin llegar al disco, en la orquesta de Julio de Caro. Sí llegó al disco acompañado por Roberto Pansera, Gabriel Clausi, por las guitarras de Aníbal Arias y otros. Compuso y cantó el tango No sabes cuanto te he querido. También en Argentina y adquiere una parte de un local nocturno Le Tucán. A fines de ese año parte a Colombia y actúa con gran éxito, dejando el testimonio de algunos registros fonográficos. En 1983 viaja a los Estados Unidos y actúa en La Casa Gardeliana de Nueva York y en otros importantes escenarios.

Continuó cantando hasta bien pasados sus 70 años de edad hasta su fallecimiento el lunes 15 de mayo de 1995. Estuvo en pareja por largo tiempo con la cancionista puertoriqueña Elsa Miranda.

Pubblicato in Tango | Lascia un commento